Humanización empresarial

¿Trabajas en un entorno humanizado?

¿Quizás alguna vez has trabajado para una empresa en la has sentido que importan más los números que las personas, ¿verdad?

Sin ir muy lejos, y a pesar de estar en pleno siglo XXI, en medio de lo que los expertos llaman la Era del cambio o la Cuarta revolución industrial, desde mi trabajo como Consultora empresarial en liderazgo, tengo la oportunidad de toparme con prácticamente el 90% de las empresas manteniendo una cultura empresarial centrada en los números y resultados, y no en sus colaboradores. 

Desde esta experiencia, a veces vista como inhumana, me he comprometido a trabajar en la línea de la humanización empresarial, que es un enfoque estratégico para poner a las personas en el centro de las operaciones y decisiones comerciales. 

En este artículo podrás identificar si en tu empresa se cultiva un ambiente humanizado o por el contrario requiere apoyo apoyo para construirlo. 

La tendencia de la humanización reconoce la importancia de tratar a los empleados, clientes y otras partes interesadas con empatía y consideración, en lugar de simplemente verlos como números o recursos.

Aquí hay algunas razones clave por las que la humanización empresarial es crucial:

  1. Construcción de relaciones sólidas: la humanización fomenta la construcción de relaciones sólidas entre la empresa y sus empleados, clientes y otros stakeholders. Cuando las personas sienten que son valoradas y comprendidas, están más inclinadas a establecer conexiones significativas con la marca.
  2. Fomento de la lealtad del cliente: al humanizar la interacción con los clientes, las empresas cultivan la lealtad del cliente. Las experiencias personalizadas, el servicio al cliente amable y la atención individualizada crean un lazo emocional que va más allá de las transacciones comerciales.
  3. El ambiente laboral: la humanización en el lugar de trabajo promueve un ambiente laboral más positivo, buscando dejar aun lado la toxicidad en la comunicación (chismes de pasillo, o en la sala de café), con esto aumenta la satisfacción laboral, la moral y la productividad.
  4. Imagen corporativa: En un entorno empresarial cada vez más competitivo, la humanización puede ser un diferenciador clave. La marca corporativa va más allá de lo simple en las formas, va al fondo de las personas. 

Las empresas que se destacan por tratar a las personas con respeto y empatía pueden destacarse en el mercado y atraer a clientes y talento.

  1. Adaptabilidad y resiliencia: las empresas que practican la humanización tienden a ser más adaptables y resistentes. La empatía, la comprensión elevan la colaboración y la resolución de problemas, lo que es esencial en un entorno empresarial que quiere evolucionar. 
  2. Impacto positivo e inspirador en la sociedad: las empresas que trabajan en su humanización a menudo participan activamente en iniciativas sociales y comunitarias. Esto no solo contribuye al bienestar general, sino que también mejora la percepción de la marca y su reputación.

La humanización empresarial no solo es estética, es ética y estrategia. Aquellas empresas que abren espacios de formación permanente integran la empatía y la consideración en su cultura, experimentando beneficios a largo plazo en términos de relaciones comerciales sólidas, lealtad del cliente y resiliencia en un mercado competitivo.

Si perteneces a una empresa o eres un líder interesado en ayudar a promover la humanización empresarial, contáctanos y estaremos encantados de generar un espacio para conversar: info@clubcli.com

 

Monica Araque

Fundadora Club Cli

Consultora en liderazgo y humanización empresarial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio